Blog Email Marketing

Psicología aplicada al email marketing

Por Eva - 13-06-2019

Psicología aplicada al email marketing

La psicología es una ciencia que se utiliza mucho en marketing: entender la mente humana ayuda a crear campañas que consiguen resultados. Gracias a estudios del comportamiento, podemos saber cómo pensamos y actuamos en situaciones cotidianas. El email marketing también se beneficia de sus conclusiones, por eso hoy te contamos algunos trucos psicológicos para convencer a tus suscriptores.

Empecemos por el asunto. Una técnica que ya hemos comentado alguna vez es la de la urgencia. Poner un límite de tiempo obliga al usuario a tomar la decisión rápidamente. Por ejemplo, si se trata de una oferta que caduca, déjalo bien claro en el asunto o en el pre encabezamiento. En el contenido puedes reforzar esta idea con un bloque de cuenta atrás.

Esta opción se complementa de maravilla con otra técnica de persuasión: la escasez. ¿Quién no querría llevarse uno de los últimos productos en oferta? Como con la urgencia, se busca una reacción casi inmediata. La decisión tendrá que ser rápida para que no se terminen las existencias, por eso afecta al asunto pero también al mensaje una vez abierto. Un producto que se está agotando tan rápidamente es que debe ser bueno, ¿no? Puede ser una buena campaña si se personaliza el contenido de manera que se segmente y vean únicamente la promoción que más les interese.

Entrando en el texto de la newsletter y también como complemento a las anteriores, otra técnica que funciona muy bien es la que tiene que ver con el entorno. Es posible que conozcas el efecto Baader-Meinhof según el cual después de haber conocido algo por primera vez nos lo encontramos con sorprendente insistencia en poco tiempo (por eso se lo llama también ilusión de frecuencia). Si lo aplicamos al marketing, puedes utilizarlo para enviar varias campañas consecutivas que traten indirectamente el mismo tema.

Además, el entorno social es aún más especial. Sirve como referencia y puede ayudar a convencer a los suscriptores a hacer algo para no quedarse fuera del grupo en el que se encuentran o querrían estar. Se daría el caso si incluyeses alguna frase que indicase cuántas personas de perfil parecido al del suscriptor han realizado la acción que quieres que haga. Por ejemplo, cuántos han encontrado piso contratando a tu inmobiliaria.

Para el diseño, una técnica que juega con los elementos visuales consiste en incluir pequeñas referencias que dirijan la atención hacia aquello que quieres destacar. Por ejemplo, podrías ajustar el color del botón de llamada a la acción para que coincidiese con el producto que te interesa vender en esa newsletter. Lo mismo ocurre en el texto: si haces referencia a un color, los ojos se irán hacia él más rápidamente.

También a la hora de diseñar la distribución de elementos, ten en cuenta que es más fácil recordar aquello que está agrupado temáticamente. Puedes utilizar estructuras similares para ayudar a los suscriptores a retener en la memoria las zonas más importantes de la plantilla, por ejemplo la que reúne al botón principal de llamada a la acción.

La psicología se basa en estudios de comportamiento. Quizá no puedes hacer uno para conocer mejor a tus usuarios pero sí puedes aprovechar las pistas que te hemos dado y revisar las estadísticas para aprender un poco más sobre qué les motiva a actuar.


¿Aún no has probado Acrelia News?
Si te gustó este artículo, te gustará mucho más nuestra herramienta de email marketing: profesional, fácil de utilizar y en español.

CREAR CUENTA GRATUITA AHORA


Más artículos de: Email Marketing

Publicado el: 13-06-2019


Comentarios

Deja tu comentario:

X
Introduce el número de teléfono
al que quieres que te llamemos