Términos relacionados

¿QUÉ ES ACRELIA NEWS?

Plataforma de email marketing en español con todo lo que necesitas para diseñar, enviar y realizar de forma efectiva el seguimiento de tus campañas de email

REGISTRATE AHORA

Scroll

Movimiento del ratón que se hace para desplazar los contenidos de la pantalla, generalmente en vertical aunque también puede ser en horizontal si el diseño no es responsive.

El editor de campañas de email de Acrelia te permite crear campañas que se adaptan a todo tipo de dispositivos. Prueba gratis ahora.

¿Qué implicaciones tiene el scroll en marketing?

Lo que se ve en la pantalla de una web sin hacer scroll (above the fold) es lo que ha de conseguir llamar la atención del usuario para que no la abandone (porcentaje de rebote). En esa parte es donde se incluyen la propuesta de valor y los mensajes que se consideran más importantes para atraer a posibles clientes. No hace falta saturar el diseño, solo ordenar bien la información.

Cuando el usuario hace scroll vertical para seguir leyendo, permanece más tiempo en la página y hay más posibilidades de persuadirle. Por eso, después del primer pantallazo, se suele situar la información que le ayudará a decidirse, como algunos detalles de las funcionalidades o testimonios de clientes. Cuanto más scroll tenga que hacer para llegar a lo que le interesa, menos opciones de que realice ese movimiento.

En el caso de los dispositivos móviles, donde la información que se ve nada más entrar a una página es más reducida, este primer impacto es muy importante para que el usuario quiera desplazarse por el resto de la web. La solución para que no aparezcan las incómodas barras del scroll es el responsive design que ayuda a la correcta visualización también en pantallas de diferentes resoluciones y navegadores.
 

El scroll y el email marketing

Si una página no está diseñada para adaptarse a los diferentes tamaños de pantalla, puede aparecer el scroll horizontal. Este error es especialmente grave en email marketing porque impide que el usuario pueda entender el mensaje y aumentan las posibilidades de que lo elimine. Si la experiencia se repite en los siguientes envíos, terminará por darse de baja y habremos perdido un posible cliente.

En cambio, el scroll vertical es necesario en newsletters con mucha información y por eso se puede recurrir a un pequeño menú con anclas para facilitar el acceso a los usuarios interesados solo en una sección concreta.

Por otro lado, el diseño pensado para la primera impresión, es decir, sin hacer scroll, se traslada también a campañas promocionales donde la imagen principal atrae las miradas. Igual que en webs y landings, no es necesario que se concentre todo de golpe, pero sí intentar animar al usuario para que continúe con la lectura.