Blog Email Marketing y SMS

Cómo usar las listas blancas en tu email marketing

Categoría: Email Marketing

Imagen Cómo usar las listas blancas en tu email marke

La distinción entre “buenos” y “malos” remitentes se traduce en listas blancas (whitelist) y negras (blacklist). Esto funciona tanto en telefonía cuando se bloquea desde el móvil las futuras llamadas de un número, como en email marketing. En este caso, las listas blancas son creadas por la acción directa el usuario que indica en quién confía, por eso afectan a la entregabilidad y también al rendimiento de la base de datos.

 

¿Qué son las listas blancas?

Se trata de una serie de direcciones IP, de correo o dominios que han sido validados previamente, de manera que se consideran remitentes seguros y sus mensajes pasan libremente los filtros de spam para ir siempre a la bandeja de entrada. Esto te asegura más posibilidades de ser leído y que las campañas clave en tu estrategia de email marketing no se pierdan en la carpeta de correo no deseado.

Otro beneficio de estar en la lista de contactos de los potenciales clientes es que las estadísticas serán más fiables y podremos medir los resultados mejor porque los mensajes tendrán una entregabilidad más alta. Esto también repercute en el retorno de la inversión de la base de datos al tener más aperturas.

Lo contrario de las listas blancas son las negras: estar en una significa que se considera un remitente peligroso, sea por spammer o por haber enviado un archivo adjunto con virus. A diferencia de las blancas que son individuales, las listas negras pueden ser públicas y las crean los proveedores de correo con diversas fuentes de información, incluyendo la recibida de los usuarios, como quejas o bloqueos de remitentes.

 

¿Cómo estar en la lista blanca del usuario?

No hay mejor forma de incluirnos en la lista blanca que pedirle al usuario que marque nuestro remitente o nombre de dominio como seguro para notificarlo así al gestor de correo. Todos tienen esta funcionalidad, aunque le llaman de forma ligeramente diferente. Por eso, además de pedírselo, podemos ayudarle a que nos añada a su listado de direcciones de confianza mostrándole los pasos que debe dar, por ejemplo en una página asociada al formulario de alta.

Las opciones en los gestores más populares son:

  • Gmail: hay que arrastrar el correo de la pestaña de Promociones a la Principal y contestar en la confirmación que se haga siempre así. También es posible crear un filtro en la configuración para que todos los mensajes de ese remitente nunca se marquen como correo no deseado.
  • Outlook: en la cabecera del mensaje, junto a la opción de descarga de imágenes, aparece la de añadir al remitente o todo su dominio a la lista segura y también para confirmar en él para mostrar siempre su contenido.
  • Apple Mail: tanto los remitentes que se añaden a contactos como los VIPs se consideran seguros y están en la lista blanca.

Una vía complementaria para aprovechar tu marketing digital es utilizar las redes sociales para publicar de tanto en tanto un recordatorio que les pida a tus suscriptores que te incluyan en su lista de confianza y enlazando a las indicaciones para guiarles.

 

¿Cuándo pedir al usuario que nos añada a su lista blanca?

Lo mejor es estar en una lista segura desde las primeras comunicaciones para empezar a construir la relación de confianza con el destinatario. Recuerda que para ello has de enviar emails desde un nombre y dirección de correo fácil de reconocer, no una general enfocada a campañas comerciales o una que indique que no quieres que te responda.

El mejor momento para pedirle que añada nuestra dirección a su lista blanca es en el mensaje de bienvenida a la lista o en la confirmación de registro. Es cuando el suscriptor tiene una mayor predisposición porque está esperando esa comunicación, aunque ciertamente aún no ha recibido nada como para estar seguro de que son de confianza. Por eso ahí también es el momento de recordarle los beneficios de serlo tanto como que podrá darse de baja en cualquier momento.

Como no hay forma de saber si nos ha hecho caso o no, es posible añadir recordatorios más o menos sutiles para que realice esta acción en el pie de la newsletter. También se pueden aprovechar algunas campañas de email marketing que son claves por tener una mayor tasa de aperturas, como la renovación del servicio o el seguimiento de un paquete, porque es cuando seguro no querrá perderse los próximos envíos.


No te pierdas nada de nuestro blog y únete a nuestro Telegram https://t.me/acrelianews



Artículos relacionados


¿Aún no has probado Acrelia News?
Si te gustó este artículo, te gustará mucho más nuestra herramienta de email marketing: profesional, fácil de utilizar y en español.

CREAR CUENTA GRATUITA AHORA