Blog Email Marketing

¿Es bueno o malo compartir públicamente las campañas?

Por Eva - 20-07-2017

¿Es bueno o malo compartir públicamente las campañas?

La base de datos es lo más importante en el email marketing: hay que cuidar a los suscriptores y darles lo que quieren en cada envío. Les cuidamos tanto que es fácil plantearse la duda de si se puede compartir públicamente lo que les envíanos. Las campañas son tan personales que no tenemos claro si merece la pena o no darlas a conocer al resto porque parecería que traicionamos su confianza.

La respuesta a la pregunta de si compartir las campañas es buena práctica o un error a evitar dependerá del objetivo: según el que hayas planteado, es bueno hacerlo pero otras veces no es necesario. Veamos un ejemplo de cada caso:

  • Cuando lo que quieres es que la campaña tenga un gran alcance, es decir, llegue al mayor número posible de personas, no puedes limitarte a enviarla a la lista completa: has de compartir la versión web en tus propios medios sociales y pedir a tus suscriptores que hagan lo mismo. La forma más sencilla es añadiendo los botones sociales para ponérselo muy fácil, incluyendo también el de reenviar (aunque obviamente siempre tienen la opción de hacerlo desde el gestor de correo, no está de más recordarlo y llevar estadísticas de los reenvíos). Puedes hacer esto en el mismo momento de enviar la campaña y, a modo de recordatorio, esperar al día siguiente o unas horas después en el caso de que el envío tenga fecha de caducidad.
  • En cambio, cuando has pedido a tus suscriptores que se apunten a tu newsletter para recibir ofertas exclusivas, no tienes motivos para hacer pública la versión web de tu campaña. Por un lado, porque si comunicases esa información privilegiada para suscriptores de manera abierta en redes sociales, nadie tendría motivos para darse de alta (más bien al contrario, es posible que algunos se diesen de baja porque no has cumplido con tu palabra de darles algo que los demás no tienen). Por el otro, porque si les envías ofertas relacionadas con su compra previa o sus intereses específicos, posiblemente una parte de tu lista no sabrá de ello porque habrás segmentado muy bien los envíos y no enviado lo mismo a la base de datos.

Si para cada campaña utilizas una plantilla diferente porque te adaptas a su objetivo, tal y como te sugeríamos la semana pasada, puedes tener en cuenta cuándo te interesa hacer más evidentes los botones sociales para animar más o menos a que la compartan. No obstante, como siempre es recomendable incluir la versión web en los envíos para que los suscriptores puedan ver la newsletter en su navegador, una vez allí, podrán compartirla si quieren, hayas incluido los botones o no. Así que, en el fondo, es difícil saber lo que hacen los suscriptores.

Por último, si tu objetivo es ganar suscriptores, tener un historial de números enviados te será muy útil porque sirve de muestra del tipo de envíos que haces. De esta manera, si alguien duda y no sabe si darse de alta o no, puedes decantar la balanza hacia el sí. Aquí tienes el archivo de números enviados en nuestra newsletter por si quieres consultarlos y apuntarte.

Como alternativa a la versión automática de este historial, puedes hacer tú uno por tu cuenta solo con las campañas que te interesa que sean públicas y esconder, por ejemplo, aquellas que son más exclusivas. Ya sabes: depende siempre de tu objetivo.


¿Aún no has probado Acrelia News?
Si te gustó este artículo, te gustará mucho más nuestra herramienta de email marketing: profesional, fácil de utilizar y en español.

CREAR CUENTA GRATUITA AHORA


Más artículos de: Consejos

Publicado el: 20-07-2017


Comentarios

Deja tu comentario:

X
Introduce el número de teléfono
al que quieres que te llamemos