Blog Email Marketing y SMS

Anatomía de un email roto

Categoría: Email Marketing

Imagen Anatomía de un email

Cuando un mensaje de email marketing se “rompe”, deja de funcionar. Puede ocurrir que alguna de sus partes no encaje como debería hacerlo, se rompa de alguna manera y logre que todo el envío falle. Es un riesgo que disminuye si se revisa bien cada uno de los elementos que lo forman, por ejemplo en la previsualización o con envíos de prueba.

Para que no falle nada en tu siguiente campaña, repasamos siete lugares por donde un email puede “romperse” y la forma de evitarlo.

 

Imagen Infografía email

 

Llega a la bandeja de spam (o no llega)

Una entregabilidad baja es el fallo más grave porque evita que tu email llegue a la bandeja de entrada de tus suscriptores y se pierde todo el esfuerzo de haberlo preparado. En nuestra guía te contamos todos sus secretos para sortear la carpeta de correo no deseado, como gestionar bien los retornados, autentificar el dominio o cuidar tu reputación como remitente.

 

No es responsive ni accesible

Puede ser tanto por no utilizar una plantilla adaptativa como por no ser accesible, pero un email que no se lee bien, es un email roto. Vigila la accesibilidad de tus campañas para asegurarte de que todos los clientes puedan leer tus mensajes, sea desde móvil, relojes inteligentes o lectores específicos para personas con dificultades de visión.

 

El texto tiene errores

Cualquier texto del mensaje debe revisarse varias veces, pero en especial el del asunto y pre encabezado porque son los primeros que se leen. Enviando un test a una lista de prueba habrá varias personas que puedan detectar el posible fallo, también dentro del propio correo porque los errores tipográficos no son tan graves como los que se encuentran en precios, fechas o condiciones de promociones.

 

Tiene enlaces rotos

Es un error muy grave cuando la campaña está enfocada a ventas: si los enlaces están rotos, se mantendrá el ratio de clics, pero disminuirá la conversión. La buena noticia es que resulta muy fácil evitarlo verificando los enlaces automáticamente para encontrar los que se han escrito mal o no funcionan. De esta manera, las llamadas a la acción funcionan y no se pierden clientes.

 

El contenido dinámico no se muestra bien

Todas las estadísticas apuntan a que la personalización consigue buenos resultados y el contenido dinámico es la mejor forma de enviar varias versiones en un único mensaje. Eso cuando no se rompe, claro. Si no se muestra correctamente porque no se ha elegido bien el segmento o porque hay un error en la etiqueta, entonces el efecto será el contrario.

 

El diseño falla

Además de porque la plantilla no sea responsive, una mala elección puede hacer que se rompa por algún lado. Por ejemplo: si se confía demasiado en las imágenes, el usuario las tiene bloqueadas o no se descargan a suficiente velocidad; si los enlaces destacan poco o no tienen estilo (se ven azules que es el color por defecto); o si la campaña no se ve de bien en los diferentes gestores de correo y el usuario se pierde información importante.

 

El mensaje se recorta

Cuando esto ocurre es porque es demasiado largo o pesado. Gmail muestra entonces el mensaje “Ver todo el mensaje” así que realmente queda roto en dos partes. Para solucionarlo, puedes ver en la previsualización el tamaño que tiene y así hacer los ajustes necesarios para que no se rompa y pierdas la oportunidad de que hagan clic en los enlaces que quedan en la segunda parte.

 


No te pierdas nada de nuestro blog y únete a nuestro Telegram https://t.me/acrelianews



Artículos relacionados


¿Aún no has probado Acrelia News?
Si te gustó este artículo, te gustará mucho más nuestra herramienta de email marketing: profesional, fácil de utilizar y en español.

CREAR CUENTA GRATUITA AHORA


X
llamada
Introduce el número de teléfono
al que quieres que te llamemos