Blog Email Marketing

Por qué y cómo elegir la frecuencia de envío

Por Eva - 15-02-2018 - Categoría: Email Marketing

Imagen Por qué y cómo elegir la frecuencia de en

Constancia. Es una de las palabras que más se oyen para referirse al marketing actual. Social y coherente serían otras. Las 3 pueden aplicarse a campañas por correo electrónico pero vamos a centrarnos en ser constante porque la frecuencia de envíos afecta directamente a la estrategia.

Elegir cuándo enviar una newsletter no puede ser una decisión rápida tomada en el día a día: mantener la constancia hace que los suscriptores esperen nuestros envíos. Por ejemplo, si siempre la enviamos el día 7 o el primer miércoles de cada mes, se crea una anticipación que aviva el interés por recibir las noticias. Esta opción ideal para mensajes corporativos o posts que hayamos publicado entre newsletters.

Establecer una frecuencia de 1 envío al mes no significa que debas olvidarte de tus suscriptores entre las fechas que elijas y no enviarles nada. Por ejemplo, puedes decidir enviar una newsletter informativa de tu centro de fitness cada día 1 para avisar de los eventos previstos pero eso no impide que también hagas recordatorios o campañas puntuales con cambios de última hora para mantener al día a quienes han demostrado interés.

En el otro extremo, están los que quieren contar demasiadas cosas a sus suscriptores, es decir, quieren mantener una frecuencia muy alta. Si se selecciona bien a los destinatarios, no hay problema: por ejemplo, puedes segmentar tanto las campañas que podrías llegar a enviar a personas diferentes cada semana. También aquí hay que ser constantes, pero con otro enfoque: elegir a quién recibirá las campañas evitando que no haya más de 1 o 2 a la semana y asegurándose de que reciban algo.

Tenemos pues dos opciones básicas:

  • Mantener una frecuencia fija de manera que se envían campañas regularmente y casi siempre a todos los suscriptores.
  • Decantarse por una frecuencia más errática para hacer envíos a suscriptores concretos en lugar de a toda la lista.

Según la tipología de mensajes que enviemos, tendrá más sentido una estrategia u otra. La primera como decíamos es perfecta para noticias corporativas mientras que la segunda opción es la preferida por tiendas online para promocionar sus productos a clientes potenciales. Pero recuerda que siempre tienes algo que enviar, aunque no te lo parezca.

Si comparamos las redes sociales con el email marketing, puede darse una situación similar: si reducimos la frecuencia, perdemos alcance y menos personas ven nuestros mensajes. En el caso de la newsletter, suele ser debido a que olvidan del interés inicial que tenían y por eso se van reduciendo las aperturas. Una opción para intentar que no ocurra es hacer campañas que despierten a los inactivos, es decir, a las personas que menos caso nos hacen.

Otra opción muy sencilla de implementar en el formulario de alta es dejar que los suscriptores elijan cada cuándo quieren recibir nuestros mensajes. En este caso, es importante tanto dejar claro qué tipo de campañas haremos para que puedan decidir lo que más les interesa, como después respetar su decisión y no extralimitarnos haciendo más de las que esperan. Puedes incluso añadir un aviso del máximo de envíos que recibirán. Es una buena práctica, por ejemplo, para el email marketing inmobiliario.

La frecuencia de nuestros envíos afecta también a los resultados obtenidos así que merece la pena ser constantes y coherentes con los objetivos que perseguimos.



Artículos relacionados


¿Aún no has probado Acrelia News?
Si te gustó este artículo, te gustará mucho más nuestra herramienta de email marketing: profesional, fácil de utilizar y en español.

CREAR CUENTA GRATUITA AHORA


X
llamada
Introduce el número de teléfono
al que quieres que te llamemos