Blog Email Marketing y SMS

Cuál es la mejor longitud para el asunto

Categoría: Email Marketing

Imagen Cuál es la mejor longitud para el asu

De él dependen las aperturas y toda la estrategia de email marketing: el asunto es uno de los elementos más importantes de cada campaña y requiere toda la atención posible para elegir bien las palabras que lo componen. Al enfrentarse a su redacción, la primera pregunta que surge es: ¿qué extensión debería tener?

Para determinar cuál es la mejor longitud para el asunto hay que fijarse en el dispositivo desde el que más se abren los correos electrónicos. Ahí se encuentra la respuesta más directa porque varía si un suscriptor lee la newsletter desde el ordenador o si lo hace desde una tableta.

  • En desktop, la resolución de la pantalla influye tanto como el gestor de correo: puede leerse completo junto con el preencabezado o que éste se vea recortado si el asunto es demasiado largo. En el siguiente ejemplo, podemos ver como tanto el asunto como el preencabezado se cortan al ser demasiado largos: 

    Imagen
     
  • En móviles, el espacio está mucho más limitado, por lo que aún afecta más el ancho de la pantalla: en la bandeja de entrada, el asunto y el preencabezado solo se podrán leer enteros si son unas cinco palabras cada uno. En el siguiente ejemplo, el asunto se visualiza entero, no obstante, el preencabezado no ya que tiene más de 5 palabras: 

    Imagen
     

Desde que el móvil ha aumentado su presencia en las estadísticas del correo electrónico, los asuntos han ido reduciendo su longitud para que no se distorsionase demasiado su significado y no se perdiesen aperturas. Es por esto que se cuidan mucho más las primeras palabras, porque serán las que seguro se verán en cualquier dispositivo.

Además, el preencabezado también ha ganado protagonismo como elemento diferenciador: permite tanto que destaque el asunto como que se entienda mejor si se aprovecha para extenderse un poco más y comportarse como una línea de email adicional.

 

Imagen

 

Aunque es posible que la línea del asunto se vea correctamente si escribes más de siete palabras, en nuestra guía “Asunto del mensaje: tu camino hacia el éxito” te recomendamos que no alcances ese límite de caracteres y no uses más de 30 para que no se recorte en dispositivos móviles. Y, si el máximo serían 50, el mínimo tendría que ser 10 caracteres si quieres que tenga algo de fuerza y despertar el interés.

Ten bien presente que estamos hablando de caracteres. El equivalente es una frase muy corta, pero que variará de extensión si se utiliza alguna personalización. Por ejemplo, la etiqueta del nombre puede sumar al total de caracteres cuatro más en el caso de “Luis” o el doble si es “José Luis”. Ten en cuenta este margen para que tus asuntos dinámicos sean lo más completos posibles.

Lamentablemente, existe la posibilidad de que en el asunto del email también aparezca la palabra “[SPAM]”, restándote seis caracteres pero, sobre todo, haciendo que se dude de si abrirlo o elimine sin contemplaciones. Es un accidente que puede ocurrir y se puede intentar evitar vigilando su redacción y la del contenido, entre otras prácticas.

 

Cómo elegir la extensión del asunto

Hay muchas formas de redactar el asunto, pero esta vez vamos a detenernos únicamente en la extensión. Para decidir cuál es la adecuada y cómo aprovecharla mejor, has de fijarte en las estadísticas previas de tu lista. Desde ahí podrás extraer detalles que te ayudarán a elegir cuál es el número de caracteres o longitud ideal.

Has de fijarte, no solo en los dispositivos y clientes de correo de la lista que, como ya hemos dicho, pueden servirte para ver si puedes aprovechar el margen de 20 caracteres extra que tienes si la gran mayoría de suscriptores utilizan ordenador para consultar tus campañas (recuerda: máximo 50 en general, pero 30 en móviles).

Repasa también específicamente cómo es el asunto de tus campañas de email marketing que tienen un mayor porcentaje de aperturas, por ejemplo del último semestre. Haz una tabla con los datos y comprueba qué tienen en común:

  • ¿Cuántos caracteres has usado? Ordena la lista para descubrir la franja en la que te mueves normalmente y si coincide con los mejores porcentajes.
  • ¿Cómo es su preencabezado? Plantéate si ocupas todo el espacio de las líneas de asunto y el reparto de caracteres que haces entre ellos.
  • ¿Incluiste algún emoji? Es una manera de ahorrar espacio o quizá los usas para identificar el contenido.
  • ¿Qué tipo de asunto es? Si en tu marketing digital siempre recurres al mismo estilo o si varía por ejemplo respecto a tus redes sociales.
  • ¿Tienen alguna etiqueta de personalización? La más habitual es el nombre, aunque sirve cualquier otra si apoya el mensaje.

Estas preguntas pueden complementarse analizando el extremo opuesto de tus resultados, es decir, los asuntos de las campañas con peor open rate. Además, no hay que olvidar nunca el objetivo porque puede variar en cada campaña, así que también puedes realizar un estudio de los resultados de los más largos y más cortos, para confirmar si tus conclusiones son acertadas. Por ejemplo: ¿los más breves tienen más conversión porque son más directos o los más extensos tienen más clics porque el contenido está mejor explicado?

Si tienes en cuenta todos estos factores, podrás valorar mejor la extensión que te funciona y aplicarla a futuras comunicaciones. No obstante, es una buena práctica continuar con la experimentación en el asunto del correo para mantener siempre las mejores tasas de aperturas.


No te pierdas nada de nuestro blog y únete a nuestro Telegram https://t.me/acrelianews



Artículos relacionados


¿Aún no has probado Acrelia News?
Si te gustó este artículo, te gustará mucho más nuestra herramienta de email marketing: profesional, fácil de utilizar y en español.

CREAR CUENTA GRATUITA AHORA