Blog Email Marketing

¿Has intentado convencer a alguien cara a cara para que se apunte tu newsletter?

Por Eva - 04-04-2019

¿Has intentado convencer a alguien cara a cara para que se apunte tu newsletter?

Quizá nunca tengas la oportunidad de ver la cara de tus clientes o, todo lo contrario, puedes verlos con relativa facilidad. Depende de tu negocio y sector, no es obligatorio para preparar tu newsletter ni para el ejercicio que te proponemos hoy: vamos a imaginar que has de conseguir cara a cara el registro de un cliente potencial. ¿Qué le dirías?

Inventémonos un escenario para que te sea más sencillo ponerte en situación. Para que no sea el típico discurso de ascensor, vamos a ampliar el horizonte. Estás en un evento, puede ser una feria de negocios, una charla informal de networking o en la fiesta de lanzamiento de tu producto estrella para esta temporada. A tu alrededor hay mucha gente y tu objetivo es conseguir que un porcentaje de esas personas se apunte a tu newsletter. Cuántas es decisión tuya, igual que en tu página web tienes un objetivo de conversión para nuevos leads.

Mientras tratas de identificar a quién acercarte, alguien empieza a entablar conversación contigo. Le da tiempo de decirte poco más de cómo ha llegado a ti porque tú ya le estás contando algo de tu empresa y le sacas una tarjeta para que se registre en ella. Piénsalo bien porque de eso va este ejercicio mental: ¿le dices la misma información que tienes ahora en tu web corporativa o se te ha ocurrido algo diferente?

Lo básico seguramente ya lo tienes cubierto con una explicación mínima:

  • Qué conseguirá si se apunta: información, ofertas…
  • Qué incentivo le ofreces ahora mismo: ¿quizá un descuento en la próxima compra o acceso a un artículo en exclusiva?
  • Qué datos le pides a cambio del incentivo: corresponde a los campos del formulario.

Pero puedes mejorar la conversión si te imaginas la reacción de esa persona con la que estabas hablando cara a cara en aquel evento. Plantéate el tipo de objeciones que tendría. Por ejemplo:

  • ¿Cada cuánto me enviarás mensajes? Añade una pequeña referencia a la frecuencia, basta con una frase para gestionar sus expectativas.
  • ¿Lo que yo consigo al darme de alta justifica que rellene tu formulario? Puedes darle una muestra de cómo son tus newsletters o del contenido que vayas a ofrecerle. Recurrir al “es gratis” es otra opción.
  • ¿Qué vas a hacer con mis datos? Es obligado cumplir con el RGPD así que asegúrate de responder claramente a esta cuestión para que pueda darte su consentimiento.

Seguro que habrá personas que estarán más que dispuestas a darse de alta sin mayores preocupaciones pero, ya que es un ejercicio de imaginación, ponte en el peor de los casos e intenta convencer a alguien muy reacio a suscribirse. ¿Qué motivos podría tener para negarse y cómo le podrías dar la vuelta a la situación?

Para ponerte en su piel, cambia de rol en el evento e imagina que no has ido a conseguir algo concreto si no que estabas simplemente paseando entre la gente esperando encontrar algo interesante. De repente, alguien te ofrece una tarjeta y te dice que te registres en su web. ¿Por qué le harías caso? ¿Qué te tendría que decir para convencerte? Toma buena nota de todo lo que se te ocurre e intenta reflejarlo en tu formulario.

Si en tu negocio tienes oportunidad de ver a tus clientes potenciales, intenta practicar el discurso para convencerlos de que se apunten y así ver sus reacciones cara a cara para aprender de ellas.


¿Aún no has probado Acrelia News?
Si te gustó este artículo, te gustará mucho más nuestra herramienta de email marketing: profesional, fácil de utilizar y en español.

CREAR CUENTA GRATUITA AHORA


Más artículos de: Email Marketing

Publicado el: 04-04-2019


Comentarios

Deja tu comentario:

X
Introduce el número de teléfono
al que quieres que te llamemos