Blog Email Marketing

Cómo causar una buena primera impresión en tus suscriptores

Por Eva - 04-01-2018

Cómo causar una buena primera impresión en tus suscriptores

Dicen que la primera impresión es la que cuenta. Se suele aplicar a una situación cara a cara pero en el mundo online ocurre lo mismo, aunque no veamos físicamente a la otra persona o empresa. También por correo electrónico causamos una determinada impresión en cada envío y nuestros mensajes transmiten quiénes somos igual que la ropa que se lleva en una entrevista de trabajo o los uniformes de los empleados.

Para causar una primera impresión con tu email marketing, presta atención los siguientes factores clave porque te ayudarán a que sea positiva o, al menos, no lo suficiente negativa como para que el suscriptor quiera dejar de recibir tus campañas a la primera de cambio.

Elige bien el momento de hacer los envíos. En este caso no nos referimos tanto al día y hora en que se mandan las campañas como a los mensajes de bienvenida a tu lista. Se trata de una gran oportunidad de demostrar a tus nuevos suscriptores que te preocupas por ellos. Recuérdales los beneficios de serlo y dales algo que confirme que han tomado una buena decisión dándose de alta. Por ejemplo, un descuento en tu tienda para su primera compra o una lista de enlaces a artículos o productos destacados.

Haz los envíos desde un remitente que se pueda reconocer. En los primeros mensajes es casi más importante quién se pone en contacto con el suscriptor que aquello que le dice. Ha de ser alguien que conozca a primera vista, ya sea el nombre de la empresa o de su persona de referencia en el departamento. Si quieres iniciar una relación con el futuro cliente, es preferible que sea siempre el mismo remitente para evitar futuras confusiones. Asegúrate además de redactar un asunto que destaque, por ejemplo con algún emoji o hashtag que te represente de alguna forma.

Utiliza una plantilla que mantenga el estilo de tu página web, es decir, los colores que te representan. También ha de incluir algo de tu personalidad, no solo tu logotipo. Por ejemplo, una cabecera con referencia a tus productos o marcos en las imágenes similares a los de tu web o a los que compartes en Instagram. Además de la relevancia de la parte visual en la primera impresión de tus campañas, esto es importante para que a largo plazo pueda identificar claramente quién está detrás de los envíos.

Personaliza el contenido con campos dinámicos de manera que te asegures de que cada tipo de suscriptor accede a la información que le interesa. Da muy mala imagen tratar de venderle un producto a alguien que ya lo ha comprado o a quien seguro no lo querrá considerando sus preferencias o compras previas. Segmentar es clave para no perder suscriptores.

Y, por último muy relacionado con el punto anterior, vigila la frecuencia de tus campañas para no ser muy insistente. Causa una mala impresión repetir constantemente lo mismo. Asegúrate de organizar bien los envíos para que no se cansen de tu newsletter a los pocos días de empezar a ser suscriptor.

La primera impresión cuesta mucho de corregir. En cada envío podemos intentarlo pero lo mejor es intentar lograr una buena imagen desde el primer contacto con el suscriptor y posible cliente.


¿Aún no has probado Acrelia News?
Si te gustó este artículo, te gustará mucho más nuestra herramienta de email marketing: profesional, fácil de utilizar y en español.

CREAR CUENTA GRATUITA AHORA


Más artículos de: Consejos

Publicado el: 04-01-2018


Comentarios

Deja tu comentario:

X
Introduce el número de teléfono
al que quieres que te llamemos