Blog Email Marketing

Cómo mejorar la última campaña promocional que enviaste

Por Eva - 20-08-2020 - Categoría: Email Marketing

Imagen Cómo mejorar la última campaña promocional que envi

Una campaña promocional tiene un objetivo muy claro: vender. No es una newsletter informativa en la que se puede incluir más de un mensaje, una campaña de este tipo está orientada a conseguir resultados. Las ventas son la forma de medirlos y, por tanto, el tráfico que ha llegado desde el correo. Te proponemos que revises la última que enviaste y te fijes en las siguientes recomendaciones para que tu próxima campaña promocional sea un éxito.

Elige una plantilla que se acomode a lo que quieres conseguir. No hace falta que sea siempre el mismo tipo de plantilla, puedes cambiarla para cada campaña si respetas la identidad corporativa. Imagina tu anterior email con un diseño diferente, haz pruebas para ver con cual queda más llamativo. Quizá tienes que reducir el tamaño de la cabecera, cambiarla de sitio o quitarla para que destaque más la imagen de la promoción.

El diseño puede ayudarte a llamar la atención, pero también introducir algún elemento sorprendente, como imágenes personalizadas o animadas. De esta manera no estarás enviando lo mismo de siempre y habrás superado la barrera del aburrimiento por rutina: a todos nos cansa recibir siempre lo mismo, necesitamos alguna novedad de tanto en tanto para mantener el interés y no darnos de baja.

Una plantilla que anime a la lectura y lleve la mirada hasta el botón final tendrá una llamada a la acción bien clara y conseguirá más fácilmente el clic. Sea por el color, la forma o por el humor en la redacción, la CTA es la clave para que la promoción consiga el objetivo de llevar tráfico de calidad hacia la web para que se produzca la conversión.

Otra opción es probar con un mensaje solo de texto en lugar de un HTML como probablemente vienes haciendo desde siempre. Es arriesgado y no conviene abusar de ello, pero encaja en una promoción muy directa, centrada en el texto y en la que no importa la parte visual. Por eso puede ser una forma de impactar al destinatario, porque no se espera este tipo de email. Lo que es seguro es que te obligará a elegir mejor las palabras ya que no habrá fotos.

Aunque sea un mensaje promocional, no pierdas de vista que lo envías a alguien que quizá se suscribió a tu newsletter por curiosidad y no por ser cliente. Es posible que les moleste algo agresivo como “Comprar ahora” o “Añadir al carrito”. Así que no intentes obligarles a que compren, mejor persuádeles. Mira los textos y las llamadas a la acción que redactaste en las campañas anteriores y cámbialos para añadir un poco de psicología.

En general, repasa todos los últimos envíos, no solo los promocionales: ¿has intentando mantener una relación con los suscriptores? ¿Les facilitas que puedan elegir el tipo de mensajes que quieren recibir? ¿Has personalizado las campañas con campos dinámicos para mostrar contenidos más acordes a sus preferencias? Todo esto influye en los resultados porque el usuario tendrá mayor predisposición a comprar si antes nos hemos ganado su confianza.

Por último y como siempre, presta mucha atención al asunto. Ten en cuenta que la pestaña Promociones de Gmail puede acabar llena de mensajes, también de tu competencia. Escribe uno que destaque, por ejemplo con emojis y personalizado, pero sin palabras en mayúsculas ni exclamaciones si no irás fácilmente a la bandeja de spam.



Artículos relacionados


¿Aún no has probado Acrelia News?
Si te gustó este artículo, te gustará mucho más nuestra herramienta de email marketing: profesional, fácil de utilizar y en español.

CREAR CUENTA GRATUITA AHORA


X
llamada
Introduce el número de teléfono
al que quieres que te llamemos