Blog Email Marketing

¿El diseño de mi newsletter debe parecerse al de mi web?

Por Eva - 30-08-2018

¿El diseño de mi newsletter debe parecerse al de mi web?

El diseño de tu web seguramente te llevó bastante tiempo. Te fijaste en los detalles que la hacían gráficamente atractiva y cuidaste de respetar tu identidad visual corporativa para que reflejase tus valores.

¿Has hecho lo mismo con el diseño tu newsletter?

Para que el destinatario reconozca tu marca, no solo es importante el remitente: el diseño de los envíos también ha de representarte visualmente para que se dé cuenta de qué empresa está detrás. Por eso, tanto la web como la newsletter deben parecerse.

En Acrelia News te ofrecemos una extensa galería de plantillas para que elijas la que más te conviene según el tipo de envío que quieras hacer. Pero también puedes utilizar nuestro editor de plantillas para crear una nueva desde cero aprovechando todas las opciones de diseño. Esta es la mejor forma de hacer que tu newsletter se parezca a tu web porque podrás imitar la disposición de los bloques de contenido. Por ejemplo, el número de columnas o el estilo de las imágenes son referencias visuales que el usuario puede reconocer.

El diseño de la cabecera (header) es lo primero que ve el destinatario al abrir tu mensaje y por eso es lo que más fielmente debe reproducir tu web. Piensa en la situación del logotipo, si está a la derecha, en el centro o a la izquierda. Fíjate también en si el menú de navegación podría reproducirse en la newsletter, al menos las opciones principales. Y asegúrate de que tenga el mismo color de fondo.

Algunas páginas utilizan diferentes tonos para la cabecera, bloque central de contenido y pie. Estos colores también deben reflejarse en la newsletter si decides imitar su diseño. Utiliza la referencia hexadecimal para asegurarte de que son los mismos, también para los enlaces y botones: el color corporativo debe respetarse al máximo para ser lo más coherente posible en todos los canales.

La tipografía puede ser un poco más complicada de imitar en la newsletter. Piensa que los gestores de correo son más limitados que los navegadores por lo que es posible que no sea exactamente igual. Por eso hay quien recurre a utilizar imágenes con el texto incrustado, para asegurarse de que es la misma fuente. No obstante, no abuses del uso de imágenes, para evitar que tu email sea categorizado como spam. Lo ideal es que limites el uso de imágenes con tu tipografía para algunos elementos concretos (por ejemplo títulos de secciones) y uses tipografías estandard para el cuerpo del mensaje

En el bloque central se puede ser menos estricto porque hay que adaptarlo a cada tipo de envío, por ejemplo para un evento o un resumen de noticias. Pero el pie (footer) debería tener la misma composición que la web. Tanto en número de columnas y su contenido, como en color de fondo y de enlaces. Añadiendo, lógicamente, la información propia de la newsletter como la firma o el texto legal.

Cuando actualices el diseño de tu web, por ejemplo para Navidad o verano, no te olvides de revisar también tu newsletter. Exactamente igual que harás con los perfiles de tus redes sociales: incluye los mismos elementos para que no haya dudas posibles.

Este paralelismo entre web y newsletter es útil para cualquier marca pero es especialmente relevante en tiendas online ya que el usuario podría desconfiar y alejarse del carrito de la compra si no encuentra las mismas referencias visuales cuando hace clic en algún envío.


¿Aún no has probado Acrelia News?
Si te gustó este artículo, te gustará mucho más nuestra herramienta de email marketing: profesional, fácil de utilizar y en español.

CREAR CUENTA GRATUITA AHORA


Más artículos de: Consejos

Publicado el: 30-08-2018


Comentarios

Deja tu comentario:

X
Introduce el número de teléfono
al que quieres que te llamemos