Blog Email Marketing

Ser más cercano, la clave para ganarte la confianza de tus suscriptores

Por Eva - 19-07-2018

Ser más cercano, la clave para ganarte la confianza de tus suscriptores

El verano quizá es la época del año con las estadísticas más bajas porque un porcentaje variable de suscriptores está desconectado por vacaciones. Por eso hay que estar agradecidos con los que sí están atentos, se merecen que les tratemos aún mejor. Es un buen momento para ganarnos su confianza y estrechar lazos con ellos. Aunque sea un número más bajo del habitual, pueden convertirse en suscriptores comprometidos.

Está claro que los envíos de las empresas son masivos, es decir, a una base de datos y que no se envían individualmente. Todo el mundo lo sabe, pero no por eso ha de resultar tan evidente que sea incómodo para los receptores. Hay algunos lugares donde podemos añadir indicadores para que parezca que la comunicación es de persona a persona y no que se está recibiendo un mensaje automático de un departamento comercial totalmente anónimo.

Lo primero, por tanto, es decidir quién envía las campañas: el remitente. ¿Es un nombre propio (público o no) que los usuarios conocen? ¿Es un nombre diferente cada vez que se cambia el objetivo del envío? ¿O siempre es el nombre de la empresa sin tener en cuenta otras variables? Para elegir el remitente, has de tener en cuenta si tu marca es conocida o si reconocerían el de una persona concreta.

Sea cual sea tu elección, no te recomendamos que utilices como dirección de correo algo similar a noreply@. Esta opción deja clara tu postura de no querer escuchar la opinión de los suscriptores. Si realmente buscas su complicidad, lo mínimo es ofrecerles un lugar al que dirigirse. Puedes utilizar una cuenta genérica tipo newsletter@ o la que tengas como vía de contacto de tu web, probablemente info@. Así evitarás bajas y aumentarás conversiones porque no da pena perder una relación impersonal, al contrario, no les supondrá ningún problema.

Otra posibilidad para que contesten o puedan enviar sus ideas es habilitar un formulario específico o crear una encuesta para tus suscriptores. Allí pueden opinar sobre las secciones en general o sobre algún número concreto. De esta manera, totalmente complementaria a la respuesta directa de la campaña, tendrás las respuestas más ordenadas y podrás mejorar los contenidos de futuros envíos gracias a su participación. Si les das un pequeño incentivo, seguro que consigues que se animen.

Ahora bien, el remitente no es solo un nombre y una dirección de correo, también es quien se dirige al suscriptor. Si queremos sentar la base de una buena relación, ambos deben conocerse: incluir sus nombres es imprescindible, pero no suficiente. La personalización más básica ya no engaña a nadie, en cambio los campos dinámicos proporcionan mayores opciones para demostrarle que sí conocemos sus intereses ofreciéndole contenidos relacionados.

El remitente también es quien firma los envíos. Como decíamos al inicio, puedes elegir un nombre propio o el de tu empresa, pero el primero te servirá para establecer una comunicación más personal. Además, puedes hacer alguna referencia a la exclusividad del envío si incluyes algo como “tu asesor personal” o “gestor de miembros VIP”. De esta manera, el suscriptor se sentirá más respetado.

Si crees que la comunicación bidireccional es la correcta, estás obligado a tratar a tus suscriptores como personas y no como parte de una gran base de datos donde todos son anónimos. Pero también tú te has de comportar como tal, intentando ser una persona y no una máquina de envíos masivos.


¿Aún no has probado Acrelia News?
Si te gustó este artículo, te gustará mucho más nuestra herramienta de email marketing: profesional, fácil de utilizar y en español.

CREAR CUENTA GRATUITA AHORA


Más artículos de: Email Marketing

Publicado el: 19-07-2018


Comentarios

Deja tu comentario:

X
Introduce el número de teléfono
al que quieres que te llamemos