Blog Email Marketing y SMS

Campañas temporales VS newsletters inmortales

Por Eva - 13-08-2020 - Categoría: Email Marketing

Imagen Campañas temporales VS newsletters inmorta

No es lo mismo hacer email marketing que enviar una newsletter. Una campaña suele tener una caducidad más corta que una newsletter ya que éstas suelen poder leerse durante más tiempo. Centrándonos en la redacción de sus 2 elementos clave, veamos lo que tienen en común y aquello en lo que se diferencian porque son tácticas complementarias.

Campañas puntuales 

Este tipo de envíos suelen tener una fecha de caducidad: si el destinatario la abre pasados unos días, es posible que ya no tenga sentido la promoción que está leyendo. Por ejemplo: una oferta diaria, una notificación del estado de un pedido o de una acción determinada como puede ser el registro a un evento.

Imagen lyft-camp

  • Asunto: se persigue una apertura rápida, casi instintiva. Para que el destinatario reaccione, es recomendable incorporar la sensación de urgencia. Seguir la fórmula R-O-T es la mejor opción para animar a que abran el correo lo antes posible, es decir, cuando a ti te convenga. 
  • Llamada a la acción: se busca un open rate alto pero se quiere aún más un porcentaje alto de clicks (CTR). Los botones han de persuadir al usuario para que no se lo piense y haga click, pero no por eso hemos de engañarle: ha de quedar claro dónde irá y qué conseguirá.  

Resultan útiles para comunicaciones muy concretas a un grupo específico de clientes: cuanto más personalizado sea la campaña, más probabilidades tendremos de que les impacte y hagan click.

Newsletters regulares

Son el envío más habitual entre nuestros clientes. Se trata de mensajes más bien informativos que pueden abrirse cuando al suscriptor le convenga. Al ser atemporales, pueden leerse en cualquier momento, es decir, no obligatoriamente el mismo día en que lo reciben (en realidad, casi mantendrían la vigencia hasta la siguiente newsletter). Por ejemplo: noticias o artículos del blog que tratan del sector en general.

 

Imagen theinsider-newsle

  • Asunto: se necesita despertar la curiosidad porque, aunque no haya prisa en que se lea el mensaje, sí contiene información útil para el destinatario que no queremos quede olvidada en la bandeja de entrada. Igualmente hay que evitar poner fechas que pongan en evidencia la posible caducidad de los contenidos del interior de la newsletter.
  • Llamada a la acción: se sugiere la posibilidad de seguir leyendo o ampliar la información, más que pedir una reacción urgente. Los clicks no son aquí tan importantes como en campañas promocionales de manera que se incluye buena parte de la información en la newsletter.  

Son la vía más clásica de comunicación y suelen enviarse a la lista completa porque se asume que todos quieren recibirla. Aún así, pueden segmentarse por grupos de interés para dirigirse a un público más predispuesto a abrir la newsletter.

¿Qué envío elegir?

Como decíamos al inicio, cada situación es diferente: los objetivos mandan y en base a ellos deberemos elegir qué tipo de envío queremos hacer. Son combinables así que simplemente tendremos que organizarnos para distribuirlos correctamente.

Una situación muy conveniente para cumplir con varios objetivos es hacer una newsletter mensual y semanal. Como éstas últimas no se envían a la lista completa, el suscriptor recibe unos 3 o 4 mensajes al mes. Así, se mantiene información de la actualidad y también se le puede animar a que realice la acción deseada sin ser demasiado insistente.

 

Fuente imágenes: Really Good Emails 



Artículos relacionados


¿Aún no has probado Acrelia News?
Si te gustó este artículo, te gustará mucho más nuestra herramienta de email marketing: profesional, fácil de utilizar y en español.

CREAR CUENTA GRATUITA AHORA


X
llamada
Introduce el número de teléfono
al que quieres que te llamemos